Skip to content Skip to footer

La pregunta clave que debes hacer antes de publicar

¿Qué valor tiene lo que voy a publicar?

Esa es la pregunta que me hago en todo momento.

Es el equivalente personal a “pensar antes de hablar”.

Sin embargo, para responder esta pregunta,  debemos conocer qué es realmente aportar valor.

Aportar valor es:

Brindar información importante; generar una iniciativa estratégica que ayuda a alcanzar objetivos de negocio; facilitarle la vida a tu cliente;  brindar seguridad y confianza ante determinada situación; responder interrogantes asertivamente.

¿Cómo lo aplico en la Comunicación Corporativa?

Pensar en el valor  que otorga la comunicación, desde la perspectiva del cliente, es esencial para comunicarse de una manera que resuene con ellos.

También es esencial, otorgar valor,  para mitigar el miedo y la incertidumbre.

Puedo dar algunos ejemplos:

  • Comunicación Interna:  Estás ante un grupo de colegas, profesionales, tratando diversos temas y discutiendo el avance de cada uno de ellos.  Tu participación debe responder asertivamente a la conversación, debe brindar seguridad, confianza y hasta mejores puntos de vista. La pregunta equivalente es: ¿Complementa positivamente a esta reunión aquello que voy a comentar?
  • Redes Sociales:  Haz esta pregunta cada vez que vayas a escribir un mensaje en las redes redes sociales, con la respuesta sabrás si es importante aquello que vas a escribir o no.  Si no obtienes una respuesta, no lo publiques.  Si trabajas para una marca, al crear la parrilla de mensajes, haz esta pregunta en cada uno de estos mensajes. ¿Qué valor aporta lo que voy a enviar en este tweet o post?

Una advertencia y un consejo

Cada vez más personas comentan sobre cosas que están sucediendo en el mundo y esto es muy bueno porque significa que todos se están volviendo más conscientes de lo que está ocurriendo.

Sin embargo, a veces publicar cosas en línea puede hacerte sentir que es más fácil decir cosas que normalmente no dirías en voz alta. Pero antes de publicar algo solo para obtener reacciones de las personas, recuerda que las cosas que escribas o digas realmente pueden causarte problemas. Cosas como el discurso de odio, amenazar a otros o hablar mal de su lugar de trabajo pueden hacer que lo despidan de su trabajo u alguna consecuencia aún más significativa.

Esto es lo que realmente debes valorar

  1. Determina el resultado en el que deseas influir.
  2. Identifica los comportamientos de las partes interesadas, por ejemplo: quién debe hacer qué… para lograr el resultado que esperas.
  3. Descubre las barreras que impiden que suceda el comportamiento deseado.
  4. Determina con claridad qué actividades y métricas de comunicación vale la pena seguir. La medición no debería demostrar el valor de las comunicaciones en su conjunto, sino que debería garantizar que las decisiones sobre comunicaciones aporten valor.
La pregunta clave que debes hacer antes de publicar - Leon Kadoch - Agencia de Marketing y Comunicación