Skip to content Skip to footer

¿Censura o Moderación? Amenazas a la Libertad de Expresión a la que tenemos derecho todos

La moderación de contenidos, es uno de los aspectos más importantes y desafiantes en los medios digitales. Lo puedo decir de primera mano, pues la mayor parte de mi vida me he dedicado a este rubro.

Con la situación global -la pandemia- las redes sociales han estado bajo mucha presión, para vigilar sus plataformas para evitar la propagación de información errónea o fake news. Todos sabemos que las fake news existen y tenemos que aprender a detectarlas.  Pero ese es otro tema.

Facebook, YouTube, Twitter y otros gigantes del mundo digital han aumentado su censura (excesivamente).

Pero esto no se trata únicamente de fake news acerca del virus chino, las regulaciones han escalado a un nivel político e ideológico.

Los medios digitales están dictando cada vez más lo que sus usuarios deberían y no deberían ver y creer.

Están ignorando los problemas estructurales que permiten aumentar la información errónea en sus plataformas.

Están sancionando a usuarios con buen comportamiento y eliminando innumerables publicaciones, páginas y grupos inofensivos simplemente por hacer preguntas sobre COVID-19 o presentar opiniones que difieren de las opiniones de los ejecutivos y autoridades de la compañía.  Eso no está bien.

¿Es censura generalizada? ¿Hay algún interés político detrás de esto?

Esto daña por completo el propósito de participar en redes sociales.

Con esto no quiero decir que las regulaciones no deban existir.

Si algún usuario promueve ilegalidades (infrigir la ley), este usuario debe ser sancionado y su contenido debe ser eliminado lo más pronto posible.Esta debería ser la política.

La censura es contraproducente y amplifica lo que estaba destinado a ser silenciado.

  • Es natural querer ver lo que está prohibido, por lo que los libros a veces se vuelven más populares después de su prohibición.
  • Cuando se trata de teorías de conspiración, esto es aún más cierto.
  • Prohibir el contenido demuestra a los conspiradores que debe ser valioso porque las autoridades no quieren que lo vean.

En Estados Unidos, la Primera Enmienda protege a los individuos de la censura del gobierno.

Pero las plataformas digitales son empresas privadas de Estados Unidos y si pueden censurar lo que la gente publica en sus sitios web como mejor les parezca.

Pero dado su creciente papel en el discurso público, es importante preguntarse:

  • ¿Cuáles son exactamente sus políticas de censura?  
  • ¿Cómo se comparan entre sí las mencionadas políticas de censura y cómo se comparan con la protección que otorga la Primera Enmienda?
  • ¿Quién controla el flujo de información? ¿Qué medidas se utilizan para ejercer esos controles?

Si la libertad de expresión está siendo restringida por un oligopolio privado, entonces la intervención pública puede ser la única forma de combatirlo. Como cualquier compañía de telecomunicaciones podría decirlo, la regulación de los oligopolios en los mercados con altas barreras de entrada es común y vital para garantizar que los consumidores no tengan que rescatarla posteriormente.

Los medios digitales (redes sociales) no deberían censurar nada que sea legal.

  • ¿Por qué no  llevan un papel editorial más activo?
  • Podrían decidirse en ser tratados como editores, por lo tanto, ser los responsables de todo el contenido publicado en estos medios.  
  • En este momento están en un punto intermedio y eso es insostenible.
  • Especialmente porque lo que deciden censurar, es parte de una agenda política, que va en contra de la verdadera democracia y el uso racional de medios de comunicación digital. 

Una estrategia de manipulación

El autor Noam Chomsky explica que la Estrategia de la Gradualidad, es utilizada también, para manipular las masas. 

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

Noam Chomsky, Las 10 estrategias de manipulación mediática

Grupos de todo el espectro político tienen problemas para comunicarse con los votantes antes de las elecciones. Esta lucha es el resultado directo de las nuevas políticas adoptadas por las empresas de redes sociales debido a las preocupaciones sobre la interferencia extranjera en las elecciones de 2016.

Políticas de Facebook

De las compañías de redes sociales más grandes, el cambio en las políticas de Facebook ha sido el más dramático.

Como ejemplo, Facebook ahora define cualquier anuncio que discute un “tema nacional de importancia pública” como político. Si algún anuncio se define como “político”, Facebook requiere que el anunciante se verifique. El número de temas que Facebook considera de “importancia pública” es tan amplio que incluye temas como la “economía”, “militar” y “crimen”. Dado el alcance de estos temas, muchos anuncios que no promueven problemas o causas, han sido etiquetados por Facebook como “políticos”.

Este cambio de política ha hecho tropezar a todos, desde autores de libros hasta grupos de veteranos, ya que ahora necesitan ser verificados (con el ganchito azul) para promover su mensaje. Este proceso opaco, que requiere la entrega de documentos personales (Licencias de conducir, domicilios y similares) y devolver una carta física a Facebook, a menudo puede llevar semanas. Debido a esta demora, los usuarios a menudo no pueden llegar a su audiencia de manera oportuna, especialmente cuando hablan sobre temas candentes que se encuentran actualmente en las noticias o que se debaten inesperadamente en los pasillos del Congreso.

Los Fake News no son nada nuevo

Las noticias falsas no son nada nuevo. Hace 100 años, las restricciones de censura vigentes durante la Primera Guerra Mundial vieron los titulares de los periódicos retratar batallas desastrosas como las de Gallipoli como victorias decisivas.  Correo, los telegramas, los folletos y los libros, las noticias y los periódicos, las obras de teatro, las fotografías, las películas y los discursos estaban sujetos a inspección y censura.

La personalización de la información

  • Recordemos qué dijo Mark Zuckerberg, en noviembre de 2014 que su objetivo era “construir un periódico personalizado perfecto para cada persona en el mundo”
  • Google presenta resultados de búsqueda que son presentados de acuerdo a la actividad que tiene tu cuenta de Google en la red.  Allí estudian tu comportamiento o huella digital y te presentan resultados personalizados.

La personalización de los resultados de búsqueda son altamente peligrosos, si son utilizados equivocadamente.  Mucha gente cree todo lo que lee en internet.

  • ¿Será que la personalización está eliminando información pública importante?
  • ¿Será que esta personalización está censurando resultados de búsquedas que podrían ser de tu interés?
  • ¿Será que es parte de una estrategia de gradualidad para la administración de los contenidos y opiniones que son presentadas a las personas?
¿Censura o Moderación? Amenazas a la Libertad de Expresión a la que tenemos derecho todos - Leon Kadoch - Agencia de Marketing y Comunicación